Contaminación del aire provocada por el tránsito. Iniciativas y medidas

La contaminación del aire urbano es un grave problema en muchas grandes ciudades europeas.

Durante los últimos días el Ayuntamiento de Madrid ha activado el Protocolo de Contaminación, después de superar el valor límite de dióxido de nitrógeno (NO2) que establece la legislación. Sin embargo, la capital no es la única ciudad en la que se han medido niveles de contaminación del aire elevados, Barcelona también supera los límites de concentración en media anual de dióxido de nitrógeno (NO2) establecidos por la Unión Europea para la protección de la salud.

Este hecho exige que se tengan que adoptar estrategias de actuación a todos los niveles (locales, nacionales, estatales y/o europeos) para mejorar la calidad del aire de las ciudades y de sus áreas metropolitanas.

Numerosos estudios indican que el sector de la movilidad es el principal causante de los problemas de calidad del aire de la ciudad de Barcelona y su área metropolitana, seguido de la actividad industrial y el tránsito aéreo y marítimo.

El problema de la calidad del aire en la capital catalana viene dado no sólo por los contaminantes que se abocan, sino también por la geografía y el clima: la emisión de partículas puede ser más baja que en otras muchas ciudades europeas, pero el calor, los anticiclones, la situación entre el mar y la montaña, el poco viento y la poca lluvia dificultan la dispersión de los elementos nocivos.

Diariamente se producen más de 1,8 millones de desplazamientos internos-externos (que entran o salen de Barcelona) casi la mitad de los cuales (44,2%) se hacen utilizando el vehículo privado. Es este flujo de circulación de vehículos el principal causante de las emisiones a la atmósfera de algunos contaminantes que producen graves efectos sobre la salud de los ciudadanos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y numerosos estudios científicos evidencian la relación directa entre una mala calidad del aire y un elevado número de enfermedades respiratorias, cardiovasculares, neurológicas, inmunológicas y el cáncer.

Iniciativas y medidas para reducir la contaminación del aire provocada por el tránsito

Numerosos países han adoptado varias iniciativas y medidas para reducir la contaminación que provoca el tránsito. En la mayoría de casos se toman medidas de urgencia durante algunos días, cuando la contaminación es más elevada, y no medidas mediante políticas más completas a largo plazo.

Como consumidores y usuarios podemos contribuir y colaborar para reducir la contaminación atmosférica llevando a cabo algunas acciones que queremos compartir con vosotros:

  • Hacer uso del transporte público, de bicicleta so hacer los trayectos a pie.
  • Compartir coche. O dejar el coche en la estación de tren más cercana a vuestro destino y completar el viaje en transporte público.
  • Reducir la velocidad en las carreteras, sobre todo en los cinturones periféricos y acelerar poco a poco.
  • Utilizar neumáticos de baja resistencia de rodamiento adecuados a cada vehículo. A menor resistencia de rodamiento, menos pérdida de energía por fricción y por lo tanto más ahorro de combustible.
  • El aparato de sonido, el aire acondicionado, las luces interiores y exteriores y la bocina utilizan energía. Recomendamos intentar hacer un uso bajo de estos elementos para alargar la vida de la batería y ahorrar combustible.
  • Cambiar el aceite del motor y el filtro de aceite en los intervalos recomendados. El aceite lubrica y limpia el motor evitando que se acumulen sedimentos que resten eficiencia.

Además la Generalitat ha puesto en marcha la aplicación Aire.cat con la intención de facilitar a los ciudadanos la información sobre la calidad del aire y que permite observar mediante puntos verdes, amarillos y rojos la contaminación en puntos concretos del territorio catalán.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*