LA COMPRA DE LOS LIBROS DE TEXTO

LA COMPRA DE LOS LIBROS DE TEXTO

A finales de junio los niños finalizan las clases y los padres saben que en breve deben encargar los libros para el nuevo curso escolar.

La enseñanza obligatoria en Cataluña conlleva un esfuerzo económico para muchas familias, que aparte de otros gastos adicionales, como los uniformes, cuotas escolares, transporte o comedor, entre otros, se ven obligadas a comprar cada año los libros de texto que establece el centro educativo.

Desde la L’OCUC os queremos dar una serie de recomendaciones que pueden resultar útiles en el momento de comprar estos libros:

• Obtener primeramente el listado de los libros que serán necesarios para el curso siguiente. Si el menor puede escoger entre diferentes asignaturas tener claro cuáles serán. En algunos centros se puede obtener el listado mediante su web.

• Antes de optar por la compra de los libros, el consumidor puede plantearse si pedir su préstamo. Se puede pedir información al respecto mediante el AMPA de la escuela.

• Otra opción a la compra de los libros y cada vez mejor valorada, consiste en el intercambio mediante diferentes plataformas online o comprar los libros de segunda mano, mediante dichas plataformas o directamente a particulares.

• Se puede optar por pedir los libros de lectura en cualquier biblioteca pública.

• Utilizar los libros de los hermanos, familiares o amigos puede ayudar a reducir el importe de la compra.

• También es recomendable que materiales complementarios, como diccionarios, mochilas, sean reutilizados entre hermanos si se encuentran en buenas condiciones.

• Es importante enseñar a los menores a cuidar el material escolar con el fin de alargar su vida útil.

• Hay que guardar el ticket o factura de compra por si hay que hacer una devolución o se da cualquier incidencia.

• Es preferible no forrar los libros, ni escribir el nombre hasta confirmar con el centro que no hay ningún error en la adquisición.

En todo caso, si finalmente opta por la compra de libros nuevos, comparar diferentes establecimientos a fin de valorar precios. Normalmente en grandes superficies el precio puede ser inferior que en las librerías tradicionales, aunque estas últimas dan una atención más personalizada al consumidor.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*