Navidad sin excesos

nadal-sense-excessos
nadal-sense-excessos

Las tradicionales fiestas navideñas conllevan grandes comidas en familia o con amigos. Esto explica que normalmente durante esta época del año olvidemos cuidar de nuestra salud.

A fin de evitar los excesos de la Navidad, les queremos proponer una serie de consejos para evitar los trastornos que sufre nuestro cuerpo por el cambio de dieta.

Intente comer con moderación. Los platos que se comen en Navidad son más consistentes y esto conlleva no hacer las cinco comidas que se recomiendan al día, clave para mantener nuestro metabolismo activo; No es recomendable reservarse para después comer más.

Evite las comidas pesadas. Excepto en los días de celebraciones, evite las comidas muy pesadas, alimentos calóricos o de difícil digestión. Durante todo el periodo festivo, intente llevar una alimentación sana y ligera, y así podrá disfrutar de las comidas o cenas obligadas sin que su cuerpo sufra el exceso.

Comience las comidas con caldo, sopas o ensaladas. Son digestivas y reconfortantes, aparte de que nos permiten evitar otros platos con más grasa y por tanto, más perjudiciales para la salud.

Haga ejercicio. Es importante hacer ejercicio durante estas fiestas; de esta manera su cuerpo estará mucho más activo y no dejará que las grasas se acumulen.

Plan del horario de comidas. Planifique el horario de sus comidas para evitar cenar e ir directamente a dormir.

Modere el consumo de los refrescos con azúcar y las bebidas con gas. Es aconsejable beber mucha agua pues le ayudará a purificar su cuerpo y a eliminar toxinas.

Coma lentamente. Comer lentamente facilita la digestión de los alimentos.

Ingiera bebidas digestivas después de las comidas. Algunas plantas digestivas y frutos son ideales para una mejor digestión después de las comidas de estas fechas; entre otros encontramos el hinojo, el jengibre, la menta, la manzanilla o la regaliz.

No abuse de los dulces. Intente comer el postre en estas fiestas los días señalados. El resto de días, los turrones, mazapanes y polvorones deben estar bien guardados. Si los tenemos a la vista es fácil caer en la tentación de picar en cualquier momento.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*