El principio del final de las cláusulas suelo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha concedido la retroactividad total de la devolución de cantidades cobradas en exceso.

La sentencia definitiva del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) el día 21 de diciembre de 2016 declara nulo el fallo del abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE)que avalaba una retroactividad “limitada”, y declara abusivas las cláusulas suelo desde el inicio de su implementación. Ya declarado de esta manera por el Tribunal Supremo (TS) en mayo de 2013.

En España, en el transcurso la burbuja inmobiliaria que duró desde 1997 a 2007, la mayoría de hipotecas que se suscribieron tenían un interés variable (fijado por el Euribor y un diferencial que pone el banco). El banco impone entonces una cláusula contractual que limita la bajada real aunque ésta se produzca estableciendo un mínimo a pagar en las cuotas de la hipoteca inmobiliaria. Se estima que la cifra de afectados por esta cláusula abusiva en España asciende a 4 millones de personas.

El TJUE ha sentenciado que las entidades bancarias involucradas han de devolver el dinero a los ciudadanos los cuales hayan sido afectados por dicha cláusula. Un valor estimado a devolver superior a 4.500 millones, según la propia banca, o hasta 7.600 millones de euros, según el Banco de España. BBVA, Banco Popular, Caixabank, Bankia y Banco Sabadell son unas de las principales entidades con mayor tasa a devolver. El valor de dicha devolución puede oscilar según la entidad, el contrato y la antigüedad de este.

¿Cómo podemos saber si nuestra hipoteca tiene esta cláusula y como reclamar a nuestra entidad bancaria?

En la mayoría de ocasiones esta cláusula la podemos encontrar entre otras cláusulas de nuestra escritura hipotecaria, normalmente al lado de una cláusula techo. Donde nos indica que el banco nos impone un tipo de interés mínimo y uno máximo. El tipo mínimo suele variar entre el 3% y el 5% y el máximo entre el 15% y el 19%.

A la hora de reclamar, los abogados concretan que la sentencia promovida por el TJUE no implica el retorno inmediato del dinero cobrado de más, primero un juez ha de declarar nula la cláusula por reclamación del interesado y posteriormente se podrá reclamar la totalidad del dinero a la entidad bancaria.

Desde L’OCUC, asimismo las asociaciones de consumidores, defendemos la necesidad de llegar a un acuerdo entre los afectados y los bancoso mediante demandas colectivas para reclamar una resolución permanente de la problemática. Se debe reclamar lo que de cada uno es y no puede quedar impune un abuso tan descarado hacia la ciudadanía. Para cualquier intermediación, L’OCUC ayudará a todo aquel afectado que lo considere y velará por el interés de este.

Podéis contactar con nuestros especialistas al teléfono: 93.417.47.37 o por mail: consultes@ocuc.cat.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*