Consejos para cambiar de operador de telefonía

Como organización de consumidores a menudo nos preguntan cuáles son las mejores compañías de telefonía fijo, de móvil o de internet. Por eso, en el Día Mundial de las Telecomunicaciones, que se celebra cada 17 de mayo, os queremos ofrecer una serie de consejos a tener en cuenta cuando contratamos este tipo de servicios.

  • Antes de contratar el servicio hace falta que compareis las ofertas de los diferentes operadores y escoger la que más se ajuste al que necesitáis.
  • Tenéis derecho a cambiar de operador en cualquier momento conservando vuestro número de teléfono. Para iniciar la portabilidad solo hay que pedir el alta a la nueva compañía. No es necesario daros de baja del operador anterior.
  • La publicidad es vinculante, de forma que podéis exigir el cumplimiento. Por eso es bueno conservarla.
  • Es importante que pidáis el contrato de prestación de servicios por escrito y conservarlo. Su envío tendrá que ser gratuito.
  • Los operadores tienen que disponer de un departamento o servicio especializado de atención al cliente gratuito que pueda atender y resolver quejas y reclamaciones de sus clientes.
  • Si el servicio que habéis contratado sufre alguna incidencia, como por ejemplo interrupciones temporales, el operador os tiene que compensar por este tiempo que habéis perdido.
  • Revisad las facturas de cada mes para asegurar que cumplen con los servicios que habíais contratado. En estas se tiene que detallar los conceptos de vuestros consumos (llamadas, mensajes, datos de internet).
  • Si viajáis a países de fuera la Unión Europea hace falta que os informáis de las tarifas que cobra vuestro operador para recibir llamadas o acceder en internet. Dentro de la Unión Europea (los 28 países) podéis seguir utilizando el móvil sin pagar ningún recargo.
  • Si tenéis algún problema con la compañía podéis trucar al teléfono gratuito para incidencias y reclamaciones y pedís el número de referencia que os corresponda. También podéis presentar una reclamación por escrito en persona a una dirección física que tiene que facilitar tanto en el contrato como en las facturas. Si en el plazo de 30 días no obtenéis ninguna respuesta o no estáis satisfechos con la respuesta, podéis contactar con un servicio público de atención al consumidor o con una organización de consumidores como nosotros.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


veinte − once =