Consumo de proximidad: Etiquetado de los productos

La mayoría de los productos que compramos, desde las frutas hasta los jabones, llevan un distintivo que nos indica las características del mismo. Gracias a estas etiquetas podemos saber los ingredientes, la información nutricional o el origen del producto. El más habitual es que compramos los productos segundos criterios como el precio, la confianza de la marca o valorando si es saludable o no. En cambio, es poco frecuente que nos fijemos en su origen.

Cómo hemos explicado anteriormente, es importante consumir productos de proximidad para promover la producción de nuestro territorio. En este caso hay artículos que indican a través de distintivos al envoltorio que son ecológicos, de km0, D.O (Denominación de Origen), bio o frescos. El problema es que a veces las marcas utilizan estos calificativos a la ligera, sin que realmente el producto responda a las características que se indican al hashtag.

El marco legal español establece cuál tiene que ser la normativa en materia de etiquetado con las modificaciones aprobadas en el conjunto de la Unión Europea. Esta regulación dispone como tiene que ser la presentación y la publicidad de producto y establece que los elementos informativos no tienen que inducir a error por el comprador. Estas características del hashtag se tendrán que presentar de forma que puedan ser visibles y comprensibles.

Dentro de las trampas que encontramos en las etiquetas de los productos hay la de atribuir conceptos o logos que no están regulados para hacerlo más atractivo, como por ejemplo los términos natural, artesano, tradicional, casero, light, etc. En cambio, otras termas como ecológico, biológico u orgánico sí que tienen una certificación oficial de agencias como el CCPAE (Consejo Català de la Producción Agraria Ecológica).

Además de estos, hay los productos que se venden a granel que no acostumbran a llevar etiqueta y que acostumbran a presentar su denominación de origen en un cartel aparte. En este sentido el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación ha presentado una campaña en que presenta el nuevo distintivo “venta de proximidad”, que señaliza qué productos se pueden considerar dentro de esta categoría.

 

Estos distintivos los podemos encontrar a los mercados y otros establecimientos comerciales. La venta directa corresponde a la que no hay ningún intermediario y la venta en circuito corto es la que tiene como máximo uno.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


5 − dos =