Crisis del coronavirus y servicios por cuotas.

Somos muchas las personas consumidoras que estamos suscritos a servicios mensuales, que pagamos la cuota cada mes y que debido a la situación de excepcionalidad actual no podemos disfrutar. Gimnasios, clases presenciales, actividades extraescolares, … podrían ser algunos ejemplos.

El hecho de encontrarnos en esta situación de excepcionalidad implica que las empresas no pueden ofrecer estos servicios por causa de fuerza mayor. En el ámbito de consumo esto significa que la empresa no puede dar este servicio por una causa sobrevenida o inevitable y ajena a la voluntad de la empresa, como evidentemente es el caso actual.

Las empresas no podrán cobrar aquellos servicios que sus clientes no hayan podido disfrutar y por lo tanto si teníamos una cuota mensual, la empresa sólo nos debería haber pasado la parte proporcional de la cuota correspondiente a los días en que el confinamiento o el cierre de estos establecimientos no se había decretado.

En caso de que nos hayan cobrado la cuota entera y que no hayamos podido disfrutar de los servicios lo primero que tenemos que hacer es dirigirnos a la empresa y informarnos de los motivos por los que han procedido así. Si efectivamente la empresa asume el error y nos devuelve el dinero o nos ofrece un descuento para el futuro, es recomendable aceptar su propuesta. Sin embargo el usuario tiene derecho al retorno del dinero que ha pagado por un servicio que no ha podido disfrutar y por lo tanto puede exigirse a la empresa.

Si la empresa no cumple con su obligación de cara a la persona consumidora recomendamos dejar constancia por correo electrónico y una vez se normalice la situación de confinamiento dirigirnos al establecimiento y presentar una hoja de reclamaciones oficial. Hay que tener en cuenta que normalmente la empresa tiene 30 días para dar una respuesta al cliente.

Si se da la situación de que la empresa no responde o la respuesta no es satisfactoria para la persona consumidora, ha llegado el momento de formalizar el proceso de reclamación. Habrá pues dirigirse a la OMIC de tu municipio o en una organización de consumidores como La Organización de Consumidores y Usuarios de Cataluña.

Desde L’OCUC seguimos atendiendo a usuarios y consumidores a través de nuestro correo electrónico y nuestro teléfono.

Consulta nuestra guía sobre esta sobre la crisis sanitaria y como está afectando a los temas de consumo. La mantenemos actualizada a diario.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


8 − 4 =