¿Qué se considera cláusula abusiva?

Últimamente ha salido en las noticias el concepto cláusula abusiva referente a dos sentencias del Tribunal Supremo con la compañía aérea Iberia i sobre los intereses de demora de los bancos. Pero, ¿qué quiere decir exactamente este término?

Las cláusulas abusivas son condiciones contractuales que no han sido negociadas y que benefician directamente a la empresa perjudicando los derechos de las personas consumidoras.

Este tipo de cláusulas se pueden clasificar de la siguiente manera:

  1. Las que vinculan el contrato a la voluntad del empresario.
  2. Las que limitan los derechos de las personas consumidoras.
  3. Las que determinan la falta de reciprocidad en el contrato.
  4. Las que imponen a la persona consumidora garantías desproporcionadas o le imponen indebidamente la carga de la prueba.
  5. Las que resulten desproporcionadas en relación con el perfeccionamiento y ejecución del contrato, o contravienen las reglas sobre competencia y derecho aplicable.

Desde la OCUC os queremos dar una serie de recomendaciones en esta materia que os ayudarán a reflexionar y a actuar con prudencia ante un documento contractual:

  • Las cláusulas de los contratos siempre deben redactarse de manera que se entiendan, de forma concreta, clara y sencilla; en todo caso, deben garantizar la buena fe en la contratación y el equilibrio de las posiciones jurídicas entre el empresario y la persona consumidora.
  • Antes de contratar, las personas consumidoras tienen derecho a que se les entregue un modelo de contrato con las condiciones generales.
  • Las cláusulas abusivas son nulas de pleno derecho y se tendrán por no puestas, pero hay que iniciar un procedimiento judicial que las declare inaplicable.
  • No se debe firmar nada si no se está convencido de tener toda la información necesaria y haber resuelto todas las dudas.
  • En caso de disconformidad con algún aspecto del contrato, se puede solicitar la hoja oficial de reclamación a la empresa.
  • La Administración de consumo tiene competencias para poder tramitar expedientes administrativos sancionadores contra las empresas que hayan incorporado cláusulas abusivas en los contratos.
  • La nulidad de una cláusula o cláusulas no implica necesariamente la nulidad del contrato, el cual continúa siendo válido y eficaz.

Si queréis más información sobre este y otros temes podéis consultar nuestros temas de consumo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*